Saca provecho a tu teclado para ahorrar tiempo en tu ordenador. AutoHotkey

Carlos. Un bebé jugando con el tecladoTodos los ordenadores personales suelen tener un teclado y un ratón. Ambos se complementan perfectamente, aunque a veces las idas y venidas entre el uno y el otro, te hacen perder algo de tiempo. No es difícil imaginarse esta situación: “Estás escribiendo el artículo de tu vida. Llevas más de 30 minutos escribiendo sin parar, completamente enfocado, disfrutando de un rarísimo momento de total inspiración. De repente te entra el miedo. ¿Y si se corta la luz? ¿Y si se apaga el ordenador? ¿Y si le doy a dos teclas a la vez y se me va todo al carajo? Y tú sin haber guardado nada de lo que has hecho. Entonces vas e interrumpes la escritura para desplazar una mano hasta el ratón y con él buscar un botón, o un menú, lo que sea que te permita salvar la joya que no quieres perder bajo ningún concepto. Cuando vuelves al teclado, unos segundos después, ves como la inspiración no ha podido esperarte y se ha esfumado. Así es la inspiración: impredecible, fugaz, impaciente.” Para aprovechar lo mejor posible la simbiosis entre estos dos dispositivos de entrada, nada mejor que sacar el máximo partido a las capacidades de cada uno en los contextos que les son propios. Para el contexto de la escritura, aprende a usar los atajos de teclado. Para la navegación, saca provecho de todos los botones de tu ratón.

Hasta hace tan solo unos días, yo lanzaba el Explorador de Windows con un método que creía eficiente. Mucha gente utiliza la secuencia “Pulsar botón Inicio -> Buscar icono del Explorador donde-quiera-que-éste-esté -> Hacer clic”. Yo me creía un aventajado porque utilizaba un método un poco más directo: “Clic con botón derecho del ratón sobre botón Inicio -> Clic sobre opción Explorar que-está-siempre-en-el-mismo-sitio”. La cuestión es que, recientemente, trabajando con una compañera en su ordenador, ella me demostró sin saberlo que de aventajado tenía yo más bien poco: abrió el Explorador en un abrir y cerrar de ojos pulsando la combinación de teclas Win+E. La verdad es que hace tiempo que sé que hay infinidad de teclas rápidas o atajos de teclado en los diferentes sistemas operativos y aplicaciones, con los que arañarle segundos a la maquinita. Sin embargo, gran parte de esas combinaciones de teclas que no han conseguido superar mi resistencia a aprenderlas y usarlas de manera inconsciente. Y eso que puedo decir con rotundidad que llevo unos 25 años (los que cumple el ZX Spectrum) utilizando ordenadores de manera bastante intensiva.

Por supuesto utilizo a diario desde hace años las combinaciones para cortar (CTRL+X) , copiar (CTRL+C) y pegar (CTRL+V), seguramente las que primero se aprenden, las más ampliamente conocidas y usadas. También paso de una aplicación a otra con ALT+TAB, y accedo al administrador de tareas con CTRL+ALT+SUPR. Cuando tengo que seleccionar trozos de texto para cortarlos o modificar su formato, combino la tecla de mayúsculas con las flechas de dirección. Si se trata de letras basta con eso, pero si se trata de palabras, añado a esta combinación la tecla CTRL para que en vez de seleccionar letra a letra, se seleccione palabra a palabra. Si estoy en medio de un documento o en un directorio, utilizo las teclas CTRL+Inicio o CTRL+Fin para ir al principio o al fin del documento de un tirón.

Otras combinaciones que resultan útiles son ALT+F4 para cerrar una aplicación cagando leches, CTRL+S para salvar lo que llevas un rato haciendo, por si las moscas, y CTRL+F para iniciar una búqueda sin tener que pasar por el “Editar|Buscar” de toda la vida. Una combinación muy socorrida es CTRL+Z, para deshacer rápidamente tu última metedura de pata. En el Word, herramienta que uso prácticamente todos los días, pongo negritas con CTRL+N, cursiva con CTRL+K y subrayado con CTRL+S. Hace poco aprendí que con CTRL+TAB podías cambiar entre las pestañas de Firefox o de Internet Explorer 7.

Como la última tecla de la combinación se suele escoger de manera que se asocie fácilmente a la acción que lleva a cabo, ésta puede variar en función del idioma de la aplicación en que se utiliza. Por ejemplo: para poner negritas, en aplicaciones en español puede ser CTRL+N, pero en aplicaciones anglosajonas puede ser CTRL+B (bold = negrita).

Llevo un rato hablando de combinaciones, pero también hay métodos abreviados de teclado (nombre que he visto que se le da a todo esto en la ayuda de Windows XP), que constan de una sola tecla. Se trata de esas teclas que en un contexto tienen una utilidad y en otro contexto otra bien distinta. Un ejemplo: si yo pulso la “E” dentro del bloc de notas, se escribirá una “E”; sin embargo, si pulso la “E” mientras estoy visualizando en el Explorador un directorio con muchas carpetas, lo que conseguiré es que se seleccione la primera carpeta o fichero que se encuentre que comience por la letra “E”. Eso, para mí, es un atajo, ya que me ahorra tener que recorrer con la mirada una larga hilera de carpetas y archivos hasta encontrar la que me interesa. Otras teclas bien conocidas son la F1 para acceder a la ayuda sensible al contexto, la F5 para recargar una página web y el retroceso para desandar el camino andado en el navegador.

No tengo intención de hacer aquí una recopilación exahustiva de estos atajos de teclado. Si quieres hacerte una idea de cómo de grande puede ser una de estas recopilaciones, basta con que, sobre el escritorio de Windows, pulses F1 y busques en la ayuda la siguente cadena de texto: “métodos abreviados de teclado “. Si abres el artículo introductorio, podrás desplegar unas cuantas listas. Luego piensa que esas son sólo las del sistema operativo… cada aplicación tiene las suyas propias. Hace unos días, busqué los métodos abreviados de teclado de Outlook 2003, que es el cliente de correo que utilizo en el trabajo. Encontré una interminable lista de combinaciones de teclas con las que se podía hacer casi de todo sin mover el ratón para nada. Me copié la lista en una nota del propio Outlook y me dispuse a aprenderlas. Sin éxito, claro. Viendo que eso de aprendérmelas no iba a resultar, pensé que al menos me podrían servir como referencia. ¡Qué va, tampoco! Fue un material de referencia al que no acudí ni una sola vez. Entonces, ¿cuál puede ser la mejor estrategia para incorporar estos atajos a tu caja de herramientas personal? A ver qué os parece esto:

  1. Durante unos cuantos días, te observas a tí mismo mientras trabajas en el ordenador. No, no se trata de ponerle espejos retrovisores a tu pantalla, ni de poner en marcha la webcam grabando, grabando mientras trabajas. Se trata solo de intentar ser un poquito más consciente del buen montón de cosas que haces inconscientemente.
  2. Cuando descubras alguna secuencia de acciones que repites frecuentemente, como, por ejemplo, mientras escribes, llevar la mano del teclado al ratón para subir el puntero hasta el menú Archivo, desplegarlo, buscar Guardar y pulsar, anótala en algún sitio rápidamente. No anotes la secuencia en si, sino lo que quieres conseguir, por ejemplo “Guardar fichero mientras lo edito”.
  3. En el momento en que puedas dedicarle un poco de tiempo a investigar, busca si hay combinaciones de teclas que te permitan hacer lo mismo que haces con el ratón, pero sin mover las manos del teclado. Si es así, anótalas, relacionándolas con el efecto a conseguir.
  4. Ten en cuenta que esa secuencia de acciones que has descubierto que repites una y otra vez, se ha convertido en un hábito. Los hábitos, una vez bien asentados, no se cambian fácilmente. Por eso, el último paso en esta estrategia es forzarte a ti mismo a utilizar el atajo todas las veces que sea posible, de manera que el hábito de usar el atajo eficiente consiga sustituir al hábito de utilizar la secuencia de acciones ineficiente. Esta sustitución de hábitos será posible sólo si el conjunto de hábitos nuevos es suficientemente pequeño, y la frecuencia con que los utilizamos es suficientemente alta.

Esta estrategia es la que yo he seguido para incorporar CTRL+S y CTRL+F al conjunto de atajos que uso frecuentemente. Sin embargo, cuando el otro día me dí cuenta de que había una secuencia de acciones de cierta longitud que utilizaba con frecuencia, los atajos de teclado de dos o tres teclas no me fueron suficientes. Entonces recordé que había visto en un artículo de El Canasto una referencia a ActiveWords. Después de visitar su sitio web y ver que se trataba de una herramienta comercial, me puse a buscar su alternativa libre/gratuita. Me topé con AutoHotkey, que no es exactamente lo mismo, pero que me enganchó enseguida. En un par de ratos practicando un poco con la herramienta, que es realmente potente, conseguí resolver mi problema. Mi secuencia de acciones a automatizar era:

  1. Pulsar en imprimir pantalla para copiar el contenido de la pantalla al portapapeles.
  2. Abrir Paint.NET (herramienta gratuita fantástica con la que he reemplazado por completo a Paint).
  3. Buscar en Paint.NET la opción de menúa adecuada para pegar el contenido del portapapeles como una imagen nueva.
  4. Retocar la imagen para utilizarla en un manual, un FAQ un correo electrónico, etc.

De estos cuatro pasos, el último es variable, depende de lo que quiera hacer en cada situación. Los tres primeros, sin embargo, son completamente automatizables. Si quieres hacer la prueba, sigue estos pasos:

  1. Descarga e instala Paint.NET (no se tarda mucho y, si usas a menudo el Paint, no te arrepentirás)
  2. Descarga e instala AutoHotkey (es cosa de dos minutos).
  3. En tu escritorio, o donde quieras, crea un documento con un nombre como MisAtajos.ahk. el nombre puede ser cualquiera, pero la extensión tiene que ser “ahk”.
  4. Abre ese fichero con el bloc de notas y copia y pega en él este texto:
  5. #p::
    Send {PrintScreen}
    Run %ProgramFiles%Paint.NETPaintDotNet.exe
    WinWait Sin título
    WinActivate
    Send ^!v
  6. Cierra el fichero guardando los cambios y haz doble clic sobre él para ejecutarlo. Aparecerá un icono con una H en tu área de notificación.
  7. Ahora, si pulsas Win+P, se capturará la pantalla que estás viendo, se abrirá Paint.NET y se pegará la captura en una imagen nueva… todo de una vez.

Otra utilidad ahorradora de tiempo de AutoHotkey es la escritura de fragmentos de texto más o menos largos y que se usen repetitivamente, con una simple pulsación de teclas. Si abres el fichero .ahk y añades la siguiente línea (adapta el ejemplo a lo que te interese):

    ::frm::
    (
    Un abrazo
    /Paco.
    
    P.D.: No olvides visitar mi blog: ordenandomientropia.wordpress.com
    )

Bastará con que salves el fichero y recarges el script (clic derecho sobre el icono de la H en el área de notificación y pulsar “Reload this Script”) para que la secuencia frm+ENTER se transforme, inmediatamente, en cualquier contexto de edición, en el párrafo que le hayas asociado entre los paréntesis. Impresionante ¿verdad?

Explorando el sitio de AutoHotkey puedes encontrar un buen número de utilidades, desde cosas sencillas hasta cosas realmente elaboradas. Está claro que también puedes perder muchísimo tiempo. No me quiero sentir culpable por eso, por lo que no te voy a recomendar que te pases por el sitio y explores por tu cuenta, pero, oye, si te pica la curiosidad…

4 Responses to “Saca provecho a tu teclado para ahorrar tiempo en tu ordenador. AutoHotkey”


  1. 1 Tín 18 \18UTC mayo \18UTC 2007 a las 7:33 am

    Que coñazo¡¡¡¡

    Me gusta mucho mas cuando te pones en plan novelista y cuentas historias entre realidad y ficción… o solamente realidad. En fin, que como terapia psicológica no está mal…

    Saludos

    Tin

  2. 2 David "Casi Organizado" Diego 21 \21UTC mayo \21UTC 2007 a las 12:01 pm

    No hagas caso!! Yo creo que está muy bien😉

    La verdad es que iba a escribir un post en mi blog sobre cómo usaba yo el autohotkey y me acordé de que tú tambien lo usabas, y he venido a revisarlo. Me encanta ver que hay gente por ahí con las mismas necesidades de uno, y que encuentra soluciones parecidas.

    Bueno, de hecho, me estoy bajando el paint.net para probar tu macro!😉

    Gracias

    David D.

  3. 3 Keyner 14 \14UTC septiembre \14UTC 2007 a las 8:18 pm

    Qusiera saber si es posible hacer que movimiento del Mouse que se graba con este programa se ejecute cada cierto tiempo.

    Osea que haga la tarea cada 2 minutos y no de forma continua como me lo realiza ahorita.

    Gracias


  1. 1 Hackea Tu Vida » Blog Archive » Ahorrando tiempo al automatizar tareas repetitivas en el Outlook Trackback en 9 \09UTC febrero \09UTC 2010 a las 4:59 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: