Archive Page 2

Saca provecho a tu teclado para ahorrar tiempo en tu ordenador. AutoHotkey

Carlos. Un bebé jugando con el tecladoTodos los ordenadores personales suelen tener un teclado y un ratón. Ambos se complementan perfectamente, aunque a veces las idas y venidas entre el uno y el otro, te hacen perder algo de tiempo. No es difícil imaginarse esta situación: “Estás escribiendo el artículo de tu vida. Llevas más de 30 minutos escribiendo sin parar, completamente enfocado, disfrutando de un rarísimo momento de total inspiración. De repente te entra el miedo. ¿Y si se corta la luz? ¿Y si se apaga el ordenador? ¿Y si le doy a dos teclas a la vez y se me va todo al carajo? Y tú sin haber guardado nada de lo que has hecho. Entonces vas e interrumpes la escritura para desplazar una mano hasta el ratón y con él buscar un botón, o un menú, lo que sea que te permita salvar la joya que no quieres perder bajo ningún concepto. Cuando vuelves al teclado, unos segundos después, ves como la inspiración no ha podido esperarte y se ha esfumado. Así es la inspiración: impredecible, fugaz, impaciente.” Para aprovechar lo mejor posible la simbiosis entre estos dos dispositivos de entrada, nada mejor que sacar el máximo partido a las capacidades de cada uno en los contextos que les son propios. Para el contexto de la escritura, aprende a usar los atajos de teclado. Para la navegación, saca provecho de todos los botones de tu ratón.

Seguir leyendo ‘Saca provecho a tu teclado para ahorrar tiempo en tu ordenador. AutoHotkey’

Anuncios

El Diario de Actividad

Diario de actividad Los barcos tienen su cuaderno de bitácora, los aviones tienen su caja negra, las aplicaciones informáticas tienen sus ficheros de log… pues bien, yo tengo mi diario de actividad.

Cuando entré a trabajar como técnico informático en la empresa en la que trabajo desde principios del año 2000, no tenía demasiadas cosas que hacer. La empresa no era, ni remotamente, lo que es ahora: el número de productos que fabricábamos y comercializábamos era muy reducido, no se requerían conocimientos técnicos avanzados para dar soporte a aquellos productos, las infraestructuras tecnológicas de la única oficina con la que contábamos eran más bien básicas… y ya había un técnico encargándose de todo ello, precisamente, la persona que me contrató y dirigió durante algún tiempo. En aquellos comienzos me producía bastante ansiedad no estar hasta arriba de trabajo, como lo había estado en la empresa de la que venía, donde todo era para ayer. Fue entonces cuando decidí escribir un diario de actividad en el que registrase todo lo que iba haciendo en mis jornadas laborales.

Seguir leyendo ‘El Diario de Actividad’

Historia de un post singular en un blog modesto

Páginas vistas en abril de 2007

Quería guardar en algún sitio la imagen que acompaña a este post porque en menos de una semana el pico que la hace importante para mí desaparecerá irreversiblemente por la izquierda. Pensé que lo mejor era tomar la instantánea justo ahora, para que representase claramente el antes, el durante y el después. Voy a acompañarla de unos comentarios un poco detallados (perdón por la extensión) que me servirán, sobre todo, para recordar nítidamente lo que pasó, pero que creo que también pueden resultar interesantes para aquellos de vosotros, que, como yo, seáis novatos en esto del blogging, o tengáis la intención de serlo pronto, o, simplemente, os interesen las tripas del blogging tal y como las ve un bloguero novato. Os recomiendo leer el post original para contextualizar los comentarios.

Primero, algunos números

Como se ve en la gráfica, Ordenando mi entropía es un blog ciertamente modesto. Antes del Gran Subidón, el número de páginas vistas diariamente andaba entre las 10 y las 100, mucho más cerca de la cota inferior que de la superior. La altura del punto máximo del pico en la gráfica es de 838 páginas vistas, al día siguiente bajó a 301, luego a 129, tuvo un breve repunte hasta las 244, para terminar estabilizándose entre las 50 y las 100 páginas vistas a diario. En conjunto, el blog acumula 5.111 páginas vistas en sus dos meses y poco de existencia (el primer post se publicó el 24 de febrero de 2007).

Seguir leyendo ‘Historia de un post singular en un blog modesto’

La importancia de un arranque planificado

Arranque PlanificadoSeis de la mañana. Suena el despertador. ¿Lo vas a apagar a oscuras y seguir remoloneando en la cama, o te vas a levantar? Si lo apagas y no te levantas, corres el riesgo de quedarte dormido. “Bueno, yo es que le doy al botón de snooze, ese que hace que el despertador salte cada cinco minutos”, me dirás. O sea, que no te vas a levantar hasta que no tengas ya más remedio. ¿Así quieres empezar el día? ¿Así vas a empezar hoy todas tus actividades?

Os voy a contar un secreto: yo me levanto todos los días a las seis de la mañana. “Ya, pues vaya cosa”, diréis. Un momento, un momento, que no os lo he contado todo. Hay dos detalles importantes: uno es que he dicho todos los días, y eso incluye los sábados y los domingos… y otro es que los días laborables no suelo salir de mi casa hasta las ocho y media, para llegar al trabajo una hora más tarde. Ahora es cuando os puede empezar a picar la curiosidad: “Si no sales hasta las ocho y media, y no empiezas a trabajar hasta las nueve y media, ¿para qué demonios te levantas tan temprano?” Fácil: eso me da todos los días una hora y media o dos horas de silencio e independencia para mis cosas personales. Normalmente me levanto, me ducho, me afeito, me visto, me preparo el desayuno, y me siento frente al ordenador sin ningún plan concreto. Los sábados y los domingos me suelo ahorrar formalidades y me siento directamente en el ordenador, pocos minutos después de levantarme. Unas veces empiezo consultando las estadísticas del blog, viendo cómo ha ido la cosa durante la noche, cuando es de día al otro lado del Atlántico. Otras veces comienzo leyendo las noticias tecnológicas en mi pestaña “Tecnologías” de netvibes (la he pasado al ecosistema, así que si te la quieres añadir, pulsa aquí: Añadir a Netvibes), o leyendo los últimos artículos de los bloggers de mi blogroll. La cuestión es que casi indefectiblemente termino con el Firefox lleno de pestañas abiertas con lecturas inconclusas, y saliendo a toda prisa para no llegar al trabajo más tarde de lo razonable. Hoy, sin embargo, me he propuesto cambiar esta tendencia entrópica, que me deja todos los días con un ligero mal sabor de boca.

Seguir leyendo ‘La importancia de un arranque planificado’

Nos pasamos la vida buscando

BuscandoPasa con las cosas que escondemos en cajones tan repletos que casi no se pueden cerrar, pasa con los papeles en las pilas que se amontonan aquí y allá, pasa con los programas en el interminable y descontrolado menú inicio de Windows, pasa incluso con los alimentos en el frigorífico… En realidad pasa casi con todas las cosas que amontonamos en nuestras vidas. Lo que no está en primera fila parece no existir.

Unas veces uno no se acuerda muy bien de dónde puso algo – unas llaves, un recibo, un programa, cualquier cosa – y tiene que profundizar en sus cajones, en sus pilas de papeles, en su menú de inicio, hasta que o bien consigue encontrarla, o bien se replantea si la necesidad que tiene de ella justifica suficientemente el esfuerzo empleado para buscarla. Otras veces, ordenando o curioseando en un espacio de almacenamiento (cajón, armario, disco duro…), uno encuentra sorprendido cosas que no recordaba que había dejado allí. Vamos, que unas veces uno no encuentra lo que busca, y otras, encuentra lo que no busca.

Nos pasamos la vida buscando. Y no me refiero aquí a la búsqueda permanente del sentido de nuestras vidas, de la sabiduría, de nuestro yo interior o de la persona que nos complementa y nos hace felices. Me refiero a cosas más mundanas, más físicas, o electrónicas. Seguir leyendo ‘Nos pasamos la vida buscando’

Mapas mentales. Algunas ideas y un ejemplo: blogging para principiantes hispanohablantes

Mapa mentalNo lo recuerdo muy bien. No sé si fue en uno de mis compulsivos paseos diarios por Internet, o si fue hojeando el libro de Tony Buzan en una librería de esas con escaparates de cristal y estanterías de madera. La cosa es que hace como dos años empecé a interesarme por los mapas mentales (nota: el artículo en inglés de la Wikipedia es mucho más completo).

Tampoco recuerdo muy bien cómo me decidí a usar la herramienta que utilizo desde entonces para construir todos mis mapas, el Mindjet MindManager, una herramienta comercial. Hay alternativas libres, y la más conocida, sin duda, es el FreeMind. Quizás las alternativas libres que probé por aquel entonces no eran tan cómodas de usar ni tan ricas en características como el MindManager. Las cosas pueden haber cambiado, tendré que mirar.

Hace como un mes, en alguno de los blogs que leo a diario, seguramente fue en Genbeta (estoy viendo que estoy fatal de memoria, me lo voy a tener que hacer mirar), encontré una breve noticia sobre un servicio online gratuito para la creación de mapas mentales: Mindomo. Me abrí mi cuenta, me actualicé mi versión de Flash (se necesita Adobe Flash Player 9), y me puse a jugar. Me sorprendió mucho descubrir que el funcionamiento era muy similar al de MindManager, y comprobar que incluía gran parte de las funcionalidades de éste. ¡Hay que ver lo que se puede hacer con Flash! Al rato lo dejé porque no le veía mucha gracia a utilizar una herramienta online cuando podía utilizar una completa herramienta off-line que tengo instalada en cada uno de los tres ordenadores que uso a diario.

Seguir leyendo ‘Mapas mentales. Algunas ideas y un ejemplo: blogging para principiantes hispanohablantes’

La caja de herramientas

Caja de herramientasMi hijo tiene ahora cuatro años y está aprendiendo a leer y a escribir. Ya se sabe los números, las vocales y algunas consonantes, no muchas. Cuando nos ponemos a leer con él, unas veces mi mujer y otras yo, no para un rato quieto, impaciente por terminar para ponerse a jugar, a pintar, o a ver los dibujos animados. Nos enfada que no ponga la atención suficiente; si se concentrara seguro que aprendería mucho más rápidamente. Creo que él debe intuir en cierta manera lo útil que le resultará saber leer y escribir, porque vive rodeado de libros y no hay día que no vea a sus padres con algún libro o revista en las manos, o tomando notas sobre un papel, o escribiendo algo al ordenador. Desde muy pequeñito siempre le ha gustado mucho que le leyésemos cuentos, y una de sus preguntas favoritas es “¿y aquí qué pone?”. ¿Por qué, entonces, se lo toma como algo fastidioso que hay que hacer en casa sólo porque si no no le vamos a dejar hacer lo que realmente le gusta? Yo creo que es porque aún no ha desarrollado plenamente la habilidad de percibir la trascendencia de sus acciones. No soy psicólogo, así que tan solo es una conjetura.

La capacidad de leer y la capacidad de escribir en la lengua materna son dos de las herramientas fundamentales para una vida plena. Por eso cuando los niños aprenden a leer y a escribir su mundo empieza a cambiar. Pero no son las únicas herramientas que nos permiten desarrollarnos y alcanzar nuestras metas. Yo podría señalar otras cuantas que a mí me han resultado imprescindibles para llegar hasta aquí. Una de ellas es el inglés, que me ha permitido el acceso a un mundo mucho más amplio que el que gira alrededor de la lengua de mis padres. Otra es la informática, a la que le he sacado siempre bastante utilidad, tanto a nivel profesional como personal. También podría señalar unas cuantas herramientas que no tengo y que me gustaría añadir, sin duda, a mi maletín de útiles de productividad: la mecanografía, la lectura rápida, otros idiomas

Seguir leyendo ‘La caja de herramientas’